fbpx

¿Sabías qué es el sonido distribuido?


Para hablar de sonido distribuido, preguntémonos ¿de donde viene y cómo funciona la música que escuchamos mientras esperamos en una consulta médica, caminamos en un centro comercial o estamos en la recepción de un hotel?  

Este sonido tenue que percibimos, es lo que conocemos como música ambiental. A continuación vamos a hablar de una parte sumamente importante para este tipo de sistemas y su aplicación para instalaciones con alta exigencia. 

Lo que conocemos como sistemas de audio distribuido, no es más que un sistema de sonorización a través del cual se distribuye una o varias fuentes de audio, para ser emitidas en diversas zonas y con la mejor cobertura posible. 

Pero ¿Qué elementos son necesarios en un sistema de audio distribuido? Los elementos que componen una solución de audio distribuido son los siguientes: 

Fuentes de audio flexibles e hibridas

Es importante contar con equipos que se adapten a varios tipos de entradas como (XLR, TRS, RCA, lectores USB y bluetooth), para que la solución sea más sencilla e intuitiva para el usuario. 

Asimismo, es necesario contar con amplificadores de la potencia suficiente, que trabajen por zonas y nos permitan “mezclar” o enviar el audio a sus salidas de manera independiente.   

Los altavoces o bafles de sonido

En el sonido distribuido también jugaran un papel muy importante para que la cobertura y distribución del sonido se haga de manera correcta, para esto tendremos que tener en cuenta su potencia, el tipo de parlante, sus grados de apertura y su nivel de presión sonora.  

Como conclusión, las soluciones de audio distribuido pueden ser instaladas en muchos sitios que frecuentamos en nuestro día a día.

Algunas de sus aplicaciones más comunes son la sonorización de: 

  • Música y llamados para centros comerciales, tiendas y franquicias. 
  • Recepciones y múltiples espacios de hoteles. 
  • Bares, cafeterías y restaurantes. 
  • Recintos médicos, con emisión de avisos o llamados a los pacientes. 
  • Música o llamados para museos, centros botánicos, plantas industriales y salas de aeropuertos o terminales de transporte. 

Ahora bien, un aspecto que parece no ser muy importante, pero debemos tener en cuenta es el ahorro energético que suponen estas instalaciones. 

El audio distribuido gasta menos que el centralizado, porque solo se enciende la potencia (amplificador) que se va a utilizar, para toda la distribución de audio. Mientras que en una instalación de audio centralizado están las etapas de potencia encendidas todo el día. 


X